Serlo y parecerlo: transparencia y otros principios institucionales

La incertidumbre se ha apoderado de nuestras vidas en forma de nudo en el estómago. Permanente. Aunque le pintemos sonrisas de normalización de lo que “no es normal”. Cada día es una nueva aventura que merece tener lo mejor de nosotros, a pesar de los obstáculos.

Sí, ya sé, se dice que las grandes crisis, traen grandes oportunidadespero la inestabilidad, el miedo, la pérdida de empleo, la preocupación por los niños en el cole, los mayores en las residencias y el incierto futuro pesa sobre la mayoría de todos nosotros sumado al otoño que llega…

La salud mental es casi tan importante como la salud pública. Y apenas estamos reparando en ella.

Los niños llevan meses escuchando y viendo imágenes de un virus (que no se ve ni se toca) que ha cambiado su espontaneidad por control militar y acecho.

Los mayores hacemos lo posible por no sumar más preocupación a la de nuestro país que se cae a trozos como un castillo de arena. Por no olvidar, las cifras de suicidios en nuestro país y la urgente necesidad de concienciación y prevención.

https://www.lavanguardia.com/vida/junior-report/20200602/481435303101/como-afecta-coronavirus-salud-mental.html

https://www.infobae.com/america/tendencias-america/2020/08/17/como-afecta-la-pandemia-por-covid-19-a-la-salud-mental/

Tiene un día mundial de concienciación porque necesita nuestra atención, en serio. Daños colaterales o efectos secundarios de esto que no es normal.

https://www.who.int/es/campaigns/world-mental-health-day/world-mental-health-day-2020#:~:text=Con%20ocasi%C3%B3n%20del%20D%C3%ADa%20Mundial,l%C3%ADnea%20sobre%20la%20salud%20mental.

Los ciudadanos están – estamos – debemos (me atrevería a decir) reclamar a las Administraciones Públicas más acciones y menos manifestaciones o actos engañosos. Respuestas frente a lo que estamos viviendo.

Principios básicos del Derecho Administrativo – y del sentido común – como cooperación, información, lealtad, transparencia…en pro de la salud pública de todos los ciudadanos (por cierto, constitucionalmente recogida).

Lo sé, yo he estado detrás, allí, organizándolos pero…¿ De verdad es tan difícil que las Administraciones de diferente color político se pongan de acuerdo? ¿ Una rista de banderas – como si de una cumbre internacional se tratara – sirve para decir que – ahora sí – se van a coordinar?.

https://www.eldiario.es/politica/secreto-banderas-cumbre-sanchez-ayuso-escenografia-pactada-moncloa-puerta-sol_1_6238572.html

Los ciudadanos merecemos respuestas de las Administraciones.

Buscar soluciones. Conseguirlas. Pelearlas. Hacer todo lo que esté en sus manos y más si cabe. Urgentemente en caso de pandemia como estamos viviendo.

La sociedad civil, el tercer sector, todos, hemos demostrado estar dispuestos a renunciar a derechos fundamentales en estas excepcionales y temporales circunstancias; pero no a que se limiten de manera permanente y la otra parte no ponga nada a cambio.

Pedimos coordinación. Que se hablen. Pero en cosas tan mundanas como que no asfalten la acera de mi colegio si va a provocar que los padres y niños se apiñen en menos metros cuadrados en hora punta.

¿Piensa alguien – además de organizar – por detrás? Yo doy fe de que debería haber personas que se paran a pensar en consecuencias (además de ceder y dar al contrario).

Pedimos apariencia de entrega, dedicación y dejarse la piel. Como se nos ha pedido a los ciudadanos de a pie. Cada día.

La estética de los gestos es importantísima para comunicar y en la influencia, más. Irse de vacaciones o a hacer submarinismo siendo un cargo público como que – a primera vista – no queda muy bonito.

La mujer del César, a parte de serlo, debe parecerlo.

Desgraciadamente, nos estamos acostumbrando a que los hechos valen, de por sí, y los pilares institucionales del Estado se están desmoronando. Se han limado – lijado – los límites; vulnerado tácitamente acuerdos; se esconden instituciones imprescindibles para nuestra estabilidad como el Rey y se cambian – como si fueran cromos parlamentarios – indultos o acercamiento de presos a cambio de apoyos presupuestarios.

https://www.elmundo.es/espana/2020/09/22/5f6a5ec4fc6c8339778b462f.html

https://www.diariovasco.com/politica/trasladados-cinco-presos-20200918153457-nt.html

https://elpais.com/espana/2020-09-23/el-gobierno-iniciara-la-proxima-semana-la-tramitacion-de-los-indultos-de-los-presos-del-proces.html

Supongo que es lo que tiene tener a republicanos, separatistas y antis en el Gobierno además de sucumbir al gusto egocéntrico de posar en Vanity Fair o dar lecciones de conducta parlamentaria con una mano y con la otra, agitando la calle en tiempo de pandemia.

https://okdiario.com/video/pablo-iglesias-senado-pareja-yo-no-tenemos-ningun-problema-economico-6176123

En fin, que la lucha entre poder y sociedad no es nueva, como sabéis. Funcionaba – también – gracias a los límites de los poderes del estado y la división de los mismos que ahora…brilla por su ausencia.

Ay cómo cambia la cosa del suelo del Sol e el 15M al coche oficial y la moqueta del Congreso… (ese lugar maravilloso donde reside la soberanía nacional…)

Pero la sociedad, aunque desconocedora de las administraciones, necesita de respuestas y necesita despertar de este mal sueño que estamos viviendo. Las administraciones tienen que poner de su parte, no sólo ser funcionarios de carrera con sueldos asegurados.

Los ciudadanos de bien ayudan, se movilizan, han saltado barreras administrativas con colaboración público privada y tienen voluntarios dispuestos a dar sus días por ayudar a los demás. Lo han demostrado en estos meses de pandemia. De Caritas a los laboratorios.

¿A caso no tenemos derechos los ciudadanos que ejercer?

Sobre nuestros derechos en materia de vacunas (ahora se junta la gripe con la tan deseada – o no – vacuna frente al covid) hablaremos en una mesa de debate que moderaré desde APRI SALUD el día 15 de octubre sobre “El futuro de las vacunas: retos institucionales”. Te espero!

Para que los ciudadanos confíen en las administraciones públicas, éstas deben enseñar sus cartas, sus puertas, darse a conocer de manera transparente y no colgar anteproyectos en fase de audiencia pública en el portal de transparencia sin decir ni pio. Es necesario, imprescindible, contar con todos los actores implicados. Con la influencia.

Madrid acaba de poner en marcha su registro de lobby y ha intentado contar con todos. Mucho por hacer en la evangelización del lobby y el acercamiento de gente como tú (y como yo) a las instituciones pero si el propio Gobierno erosiona las instituciones, ¿Qué hacemos?

https://www.comunidad.madrid/transparencia/

No pensemos sólo en la revolución contra las instituciones de la Casa de Papel…pongamos valor por nuestra parte y hagamos realidad proyectos – por pequeños que sean – ayudemos a modernizar, a respetar lo que funciona, a creer en lo que ha funcionado y ha poner de nuestra parte el resto que hay mucho por hacer y – todos – somos parte del entremado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *